La columna vertebral. Un breve vistazo anatómico y ejercicios para mantenerla sana

Publicada en Publicada en Práctica física, Yoga

Un breve vistazo anatómico de la columna vertebral

La columna vertebral, también conocida como espina dorsal, funciona como un túnel que conecta el cerebro con el resto del cuerpo. Es la encargada de mantener nuestro cuerpo con una buena postura y durante los ejercicios de yoga (asana) juega un rol fundamental. Por eso hoy quiero compartir contigo un poco de teoría y unos ejercicios que te ayudaran a ser mas consciente de su papel como protagonista en el cuerpo.

Partes de la columna

La columna está compuesta por vértebras, discos y una médula espinal.
Nacemos con 33 vértebras y con el tiempo las del coxis y el sacro se van fundiendo.

Está dividida en 5 partes funcionales

– Cervicales: es un grupo de 7 huesos muy pequeños en el área del cuello. Al ser pequeños permiten mayor rango de movilidad como flexión, extensión y giro de la cabeza

– Torácicas: Son 12 huesos que se encuentran en el área del pecho. El movimiento de ésta área es principalmente rotación y en menor cantidad flexión y extensión. Estas vértebras están unidas a las costillas

– Lumbares: Son 5 vértebras grandes, anchas y gruesas en la zona lumbar. La más baja (L5) se articula con el sacro y el sacro a su vez con la pelvis. El rango de movimiento de esta area permite rotación, flexión hacia delante y hacia los lados y extensión hacia atrás.

– Sacras: son un grupo de 5 vértebras en el área del sacro (la parte plana de la espalda baja)

– Coxígeas – son un grupo de 4 vértebras y es el punto donde termina la columna.

Las vértebras no se tocan (sería extremadamente doloroso y no podríamos moverla). Ellas están divididas por los discos. Estos discos son membranas que funcionan como un cojín y al mismo tiempo como un sello. Por dentro de ellos la composición es gelosa y cambiante. Esto permite la movilidad de la columna y también sirve como un sistema de amortiguación.

Ahora que vimos un breve vistazo básico a las distintas partes externas que conforman la columna, ahora pasemos a una información más interesante.

¿Cómo viaja la información desde el cerebro al cuerpo y viceversa?

La encargada de llevar la información es la médula espinal y esta pasa por dentro del túnel de la columna.

¿Qué es la médula espinal?

Es un conjunto de células nerviosas unidas que se extienden desde el cerebro hasta la espalda baja y forman parte del sistema nervioso central. El cerebro envía señales eléctricas que viajan a través de ella hasta llegar a manos, brazos, piernas, etc y viceversa. Al ser un sistema, estas células nerviosas sirven como neuro transmisores. (Si, no sólo el cerebro piensa, todo nuestro cuerpo lo hace!!!)

Al igual que la columna se divide por sectores, la médula espinal también puede ser divida. Cada parte de ella se relaciona con el área donde se encuentra. Por ejemplo, la zona torácica se encarga del sistema cardiovascular, respiratorio y la movilidad de los brazos. La zona lumbar se encarga del sistema digestivo, reproductivo y las piernas.

Si quieres saber más detalles, te dejo un link para que investigues un poco más:

https://psicologiaymente.net/neurociencias/medula-espinal#!

 

Normalmente cuando sentimos alguna incomodidad o tensión en el tejido de la espalda o hasta en la parte frontal del cuerpo, se debe a una deficiencia o mala postura de la columna. Si pasas muchas horas sentado frente a la compu o en el carro esto puede empeorar. Por eso es mejor realizar algunos movimientos y estiramientos específicos para ayudar a que la columna se mantenga sana y el tejido alrededor de ella relajado.

¿Cómo podemos ayudarla?

Movimientos de yoga para lubricarla y mantenerla sana.

Ejercicio flow:

Baja a postura de mesa con tus cuatro puntos de apoyo sobre el mat (dos manos, dos rodillas). Alinea bien tu postura llevando las rodillas debajo de caderas y las muñecas debajo de los hombros. Esparce bien los dedos de tus manos y dale espacio a tus axilas. Recuerda que si las rodillas duelen o molestan puedes colocar una mantita debajo para protegerlas.

Cierra tus ojos y primero siente tus apoyos tratando que tu peso esté balanceado entre los 4 y respira de manera consciente y presente. Lentamente comienza a darle movilidad a tu espalda. Puedes realizar vaca/gato para comenzar y poco a poco dale libertad al movimiento. Todo es válido, siempre y cuando se sienta bien y orgánico.

Manteniendo tus ojos cerrados, observa detenidamente dónde sientes que el tejido está tenso, rígido, tirante. En la zona cervical? En la zona lumbar? Torácica? Cuando encuentres esa zona de tensión mantente ahí, dale espacio y tiempo al movimiento, anda suave y lento y siempre respirando consciente. Siente como el tejido se estira y observa lo que el cuerpo te dice, créeme, el sabe mejor.

Cuando hayas terminado por los menos 2 minutos ahí, junta tus pies por detrás, abre las rodillas al ancho del mat y lleva el pecho y la frente hacia el mat. Relaja tus brazos hacia atrás y sumérgete en la postura del niño. Aprovecha para traer tu atención devuelta a la respiración y relájate.
Vuelve a realizar este ejercicio las veces que desees, siempre prestando especial atención a esas zonas tirantes.

Ojalá este simple ejercicio te sirva para observar y escuchar lo que tu cuerpo te dice. Si hay tensión no te preocupes, puedes llevar tu conciencia a esa zona para relajarla. No tengas miedo de entrar en tu cuerpo! Aprovecha que estás vivo para sentirlo con más presencia!

 

 

Un comentario en “La columna vertebral. Un breve vistazo anatómico y ejercicios para mantenerla sana

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *