Filosofía

Mindfulness, Ring your BELL!

 

Últimamente se escucha mucho la palabra “mindfulness” pero…

Qué significa mindfulness?

Estas en el bus. Hay mucha gente adentro y sientes que te falta el aire. Tratas de agarrarte fuerte porque parece que al chofer le regalaron la licencia y encima el señor de al lado te empuja.

¿Cómo vas a reaccionar en ese momento? ¿Vas a guardar la calma, respirar hondo y darte espacio para una reacción? O, ¿Vas a dejar que te salga humo por las orejas, fuego por los ojos y que se caiga el mundo?

– En ese instante tenemos una milésima de segundo entre el estímulo y nuestra reacción – 

 

El problema es que la mayoría del tiempo las personas estamos actuando en piloto automático. Estamos programadas internamente para ser y actuar de una determinada manera. Aceptamos todo como es, “yo soy como soy” y “estoy acostumbrado que así sea.”
Entonces no nos importa reaccionar mal, por ejemplo.

Mindfulness se encarga de entrenar a nuestra mente con el fin de crear más espacio y liberarnos de patrones y hábitos que no nos benefician (bye bye piloto automático) y nos da el poder de elegir. Por eso a veces plantean que se debería de llamar “choicefulness” o “poder de elección” en vez de “mente llena”, lo cual tiene sentido…  No es que la mente se llene de más cosas, en realidad se llena de más espacio.

La ciencia detrás del milagro

Nuestro cerebro tiene neuroplasticidad lo cual significa en palabras sencillas que es como una plastilina. Si nosotros los humanos practicamos ejercicios de concentración y meditación, podemos intencionalmente (casi como de milagro) moldear y reajustar nuestros cables internos! Podemos crear nuevas conexiones y liberarnos de la mente!! (DOUBLE WIN). También mejoramos nuestra memoria considerablemente y sentimos una grata sensación de paz.

¿Cómo podemos entrenar nuestra mente?

Es muy fácil pero requiere algo de práctica. La manera más eficiente para concentrarnos es usando nuestro cuerpo. Para ponerlo práctico: en el momento que el señor nos empujó y desató mucho estrés y cólera en nosotros, en vez de reaccionar, regresamos a nuestras sensaciones físicas y emocionales. Practicamos lo que se conoce como”embodiment” o “encarnación” porque volvemos a nuestro cuerpo pero con mente observadora. Practicamos lo que es “volver al presente” y hacemos una especie de scan interno:

¿Qué estoy sintiendo en este momento?
¿Cómo estoy respirando?
¿Cómo se sienten mis pies?
¿Cual es la temperatura de mi cuerpo?

Hay muchas maneras de re-encarnar lo ves?

La dr. Barbara Mariposa, , psicoanalísta y especialista en mindfulness, tiene un ejercicio super práctico para los momentos en los que MÁS necesitamos guardar la calma. Ella lo llama: “Ring your BELL”

Pero, primero lo primero. Imagina una campana, ponle color y forma. Esa será tu campana, tu bella bell!

Ahora si, en qué consiste este ejercicio:

1. Breath (respira): En ese instante donde sentimos que vamos a explotar desde adentro, tenemos que respirar con conciencia. Observamos nuestra respiración y sentimos, hacia dónde estamos respirando? Sentimos que la barriga se infla y se desinfla o el pecho o la espalda? Que tenemos que hacer? Cómo debemos respirar? Para encontrar la calma tenemos que empezar a respirar hacia la barriga. Dejamos que se infle como un globo y luego que se desinfle. Podemos poner una mano ahí si es necesario. Qué esta pasando en este proceso? Estamos activando nuestra relajación con ayuda del diafragma y el nervio vago. For real, it works!

2. Expand (expándete): Si nos sentimos atrapados y sofocados, estamos siendo nuestra versión pequeña. Lo que tenemos que hacer es tratar de expandir nuestro campo de visión. Mirar a nuestro alrededor, observar lo que está pasando, saber que no somos un punto, si no que venimos siendo algo más grande que nuestra versión corta. No sólo se trata de nosotros (adiós ego), también se trata de todas las personas que nos rodean.

3. Look (observa): Cuando nos expandimos, comenzamos a ver y observar mejor. Vemos los colores, las formas, los gestos y tratamos de describir lo que estamos viendo. Con mucha ecuanimidad y neutralidad, nos mantenemos al margen de la observación. ¿Qué estoy viendo en este momento?

4. Listen (escucha): Por último nos preguntamos ¿Qué estoy escuchando en este momento? Carros, personas, celulares, música, todo! Toda la información sonora que nos esté llegando la escuchamos con mayor atención.

Con todo este proceso desde que pusimos en marcha “RING YOUR BELL” hasta el último paso, ya ganamos valiosos segundos y pudimos hacer un gran trabajo interno. Cortamos las cadenas de una reacción y así generamos mayor espacio entre – – – –   el estímulo y la reacción  – – – –

La matrix interna que tenemos está a nuestro alcance, es solo cuestión de práctica, enfoque y mucha paciencia. Los métodos que usan hoy en día los científicos, coaches y psicólogos tienen sus raíces en prácticas muy antiguas, provenientes de filosofías como el budismo, el yoga o el taoísmo. Ahora que tenemos la ciencia que respalda lo que sucede en el cerebro, todo comienza a tener mayor sentido.

Que tal si ponemos en práctica este ejercicio? LETS RING OUR BELL. Está bueno cortar las cadenas que nos amarran a nuestro “yo pasado” y empezar a generar cambios positivos que nos ayudarán a vivir menos estresados, más tranquilos y positivos!

 

Quieres aprender o comenzar a meditar? Aquí tienes un artículo super interesante donde desmitificamos el acto de meditación:

Mitos sobre la meditación

 

2 comentarios en “Mindfulness, Ring your BELL!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *